No a la guerra



Queridos hermanos:


Las vibraciones del planeta suben pero también los acontecimientos se están precipitando.  Es como si estuviéramos en el ojo del huracán y a pesar de saber todo lo que va a pasar no podemos evitar que la fuerza de ese centro nos arrastre y nos mueva sin piedad llevándonos de un extremo a otro.


A veces podemos tener la sensación de que todo está escrito y nosotros no podemos hacer nada para evitar la catástrofe, pero eso no es así, es precisamente ahora cuando tenemos que demostrar quiénes somos y a qué hemos venido a este planeta.
A muchos de nosotros se nos ha estado preparando durante muchas vidas para este momento.  Sin embargo, muchos trabajadores de la luz estamos fallando, unos por miedo a los acontecimientos futuros y otros no viendo la “realidad”. 
Eso nos tiene inmovilizados, incluso algunos enferman para huir de las responsabilidades quedándose enganchados en los “Cielos” cuando es urgente que todos estemos más que nunca en la “Tierra”. 


No te quedes inmóvil esperando que las naves vengan a salvarte.  Somos nosotros con nuestro amor y servicio al planeta tierra y sus gentes los que vamos a salvar a muchos hermanos que se sienten perdidos y necesitan guía.


Bajemos a la Tierra, pensemos en que podemos mejorar y pongámonos manos a la obra.
El hecho de hacer meditaciones grupales, encuentros, etc., está muy bien si esto va unido a un trabajo personal diario y mucho amor.  ¿Pero de que sirve ser escudo humano si en mi corazón siento odio o rabia por los dirigentes políticos?
Los trabajadores de la luz tenemos que hacer la diferencia o nos estaremos comportando como a los que criticamos.
Tú desde tu casa puedes ser tan útil como yendo a los lugares de conflicto.  La vibración del planeta tiene que subir pero no con odio ni rabia.  Primero vamos a pararnos y ser conscientes en que estamos fallando, qué o quién nos genera rabia y luego darnos cuenta que esa energía la tenemos que cambiar y solo se puede hacer con amor.  Para que nuestro corazón genere amor tenemos que entender que todos incluido los dirigentes  que están a favor de la guerra forman parte del Plan Divino, donde cada uno de nosotros tenemos  un lugar y un trabajo que hacer.  ¡Hagámoslo!  Dejemos de estar pensando que en el último momento nos van a salvar o que nada va a pasarte a tí ni a tu familia.  ¡Por Dios bajemos a la Tierra ya!  Es urgente, no hay tiempo y Papa Dios y los Maestros nos necesitan.  No podemos seguir huyendo de nuestras responsabilidades espirituales.  Es importante lo que pase en el planeta Tierra pero lo es más lo que tú y yo vamos a hacer por ser mejores día a día y por  ayudar a quien nos necesite.
¿No os habéis dado cuenta que lo que está pasando en estos momentos es una oportunidad maravillosa para una humanidad en decadencia?  De ti depende formar parte de la legión de los  trabajadores de la luz, y dejarnos ya de tantas cosas que nos están alejando de nuestras verdaderas misiones.  Ser mejores día a día y generar amor tanto para amigos como enemigos.  Esa es la clave y la única forma  de cambiar todo lo negativo que hay en el Planeta.

Hermanos yo os invito a que razonéis este escrito hecho con mucho amor y con deseo de servicio y doy gracias a mis Maestros que me han ayudado para que entendiera el proceso por el que todos estamos pasando.
Os deseo que la Fuerza del Universo os acompañe siempre y la sabiduría de los Maestros os iluminen para que escojáis siempre el camino correcto.

¡PAZ Y AMOR A TODOS LOS DIRIGENTES DEL MUNDO!

Al servicio y con infinito amor… AKALISUN

 
Tu lucha es mi lucha
Lucha entre David y Goliat
¿Qué es canalizar?
Testimonios de canalizaciones

© 2005 Copyright Dra. Akalisun
 

Legal